Arlo Rose y Perry Clarke desarrollaron Konfabulator, un entorno creado en JavaScript en el que pueden utilizarse pequeñas aplicaciones llamadas Widgets. Los Widgets pueden ser desde simples utilidades como un reloj con alarma, o un indicador de cotizaciones hasta juegos (en el artículo “10 utilidades imprescindibles” publicado este mes en Macworld se puede encontrar una reseña de la aplicación). Por otro lado, en la web de Apple, se describe la nueva característica Dashboard de Mac OS X Tiger como el “hogar para una nueva clase de aplicaciones llamadas Widgets”. Apple dice que se trata de mini-aplicaciones creadas en JavaScript que pueden conectarse a Internet para mostrar cotizaciones, imágenes de web cam, etc o proporcionar una acceso rápidoa funciones frecuentes como calculadoras, un control para iTunes o un visor de los contactos de la Agenda.

“No tiene sentido” ha declarado Arlo Rose, uno de los desarrolladores de Konfabulator, “¿Por qué una compañía como Apple va a querer hacer la puñeta a un desarrollador cuyo único objetivo es traer más gente al Mac creando cosas interesantes? ¿Si esto es lo que hacen con los productos que creen que son los mejores, quén tendría interés en desarrollar más productos atractivos? Yo, desde luego, no.

Por supuesto, esta no es la primera vez que un desarrollador como Apple o Microsoft integran una idea que ya se encuentra en el mercado como shareware o aplicación comercial en el sistema operativo: sólo hay que pensar en Sherlock, iChat, o iTunes (que empezó siendo un reproductor MP3 como Musicmatcho o similares). Se trata de algo que en ocasiones, puede despertar el rechazo de los desarrolladores.

Tras la presentación de Jobs, corrió el rumor de que Apple había intentado comprar Konfabulator, algo que sus creadores han negado: “ni siquiera han contactado con nosotros”, ha declarado Arlo Rose.

En una entrevista con Cnet, Phil Schiller, uno de los máximos responsables de Apple, ha declarado que Dashboard es una creación de Apple y que los Widgets han sido desde hace mucho tiempo una parte de Mac OS X y de NextStep OS. “El objetivo (de Apple) no es parecerse a nadie. No es su material (refiriéndose a Konfabulator). Lo que hemos hecho es el nuestro”, ha declarado Phill Schiller.