En su comentario titulado “Apple Expands as PCs Cut Back”, Benner afirma que mientras que HP ha comprado Compaq, Gateway recorta personal y tiendas y Dell está bajando de forma importante sus precios, y todo ello para atraer a clientes de una lealtad más que cuestionable a las marcas PC; Apple goza de una ventaja indudable en tiempos de crisis frente a cualquier competidor, y es la fidelidad total de sus clientes. Según el analista de IDC Roger Kay, “los clientes de Apple marchan a otro son completamente diferente. Son fieles a Apple y no les importa la marcha de Dell, Compaq, Gateway o IBM”.

Según al autor, aunque Apple ha visto también fuertes oscilaciones en estos meses en su propio sector de mercado, la compañía ha presentado nuevos productos, continúa con su expansión con la apertura de 25 tiendas y sin duda, tendrá en la recámara innovación y diseño industrial para bastante tiempo.

Benner también matiza que controlando menos del 5% del mercado mundial de ordenadores personales, muchos analistas de la industria consideran a Apple un fabricante de productos muy orientado a mercados específicos y que esto es preferible a convertirse en un gigante que compita directamente con los fabricantes de PC.

Según Ann Bui, analista de IDC, la reciente unión de HP y Compaq podría ser beneficioso para Apple ya que la consolidación quizá exija aparte del reajuste en costes, un aumento de precio al consumidor en los productos. También afirma que, “la fusión de estas empresas se va a encontrar con un bloqueo en el mercado retail de EE.UU. y que se va a producir una estabilización de precios, situación que también podría beneficiar a Apple”. El artículo completo está disponible en la dirección: http://wired.com/news/business/0,1367,46530,00.html