Las recientes referencias a que el estándar final reducirá su velocidad de transmisión a 20 megabits/segundo no suponen ningún cambio real en los rendimientos de esta especificación, según ha afirmado el vicepresidente de software de Apple, Mike Bell.

“802.11g continúa siendo un estándar a 54 Mbits/segundo. 802.11b lo es de 11Mbit/s, aunque su actual velocidad real puede estar en torno a los 4 o 5 en su rendimiento máximo y de 1 a 2 en sus límites mínimos”.

Aunque los datos de pruebas internos de Apple indican unas velocidades ligeramente superiores, la actual velocidad de transmisión del estándar 802.11g es de 20 Mbits/segundo reales, lo cual representa una mejora de 4 a 5 veces las velocidad real del 802.11b. Bell afirma que estos datos de velocidad siempre han sido los mismos y que no han sido cambiados en el momento de aprobar la especificación.

“El único cambio de cierta magnitud es que hemos tratado de preservarla compatibilidad de dispositivos 802.11b con los de la nueva generación 802.11g. De hecho, los antiguos dispositivos en las nuevas redes funcionan mejor que anteriormente”, afirma este responsable.

Para tranquilizar a los clientes de Airport Extreme, el vicepresidente de marketing para hardware de Apple ha afirmado también que “estamos de acuerdo con los cambios que ha introducido la especificación final. No tiene nada significativo en cuanto a cambios técnicos que no pudiésemos solucionar con una simple actualización de software. Esperamos tener una actualización disponible para la especificación final”. Web: www.ieee.org y www.apple.com/es/airport