“Los principales perjudicados no son los grandes estudios de Hollywood, sino los pequeños comercios con dos empleados que deben cerrar”, asegura José Manuel Tourné, portavoz de DVD Entertainment Group Europe (DEGE).

Según un informe de la Unión Videográfica Española (UVE), los productos falsificados de DVD tienen, por lo general, una calidad muy inferior a los legales, hecho que explica que esta práctica no esté tan extendida como en el mercado de la música. No obstante, al igual que la música, el sector audiovisual tiene otra batalla que a la que enfrentarse: la piratería en Internet.

Según la UVE, la piratería en el mercado audiovisual mueve un billón de euros en Europa y 2.000 millones de euros en España.