La proximidad de la Macworld Expo de Nueva York, con la inminente presentación de los nuevos portátiles de consumo y las buenas expectativas en cuanto a resultados económicos han elevado el entusiasmo de los inversores con respecto a Apple. Diferentes analistas coinciden en que el buen estado de forma de las acciones de la compañía se debe a la conjunción de estos factores con la confianza en la fortaleza de la línea de productos y la gestión de Steve Jobs. Las previsiones sobre la cifra de beneficios que Apple difundirá mañana rondan los 64 centavos de dólar por acción.