De manos de la empresa taiwanesa ZYXprinting, ha comenzado a comercializarse la nueva impresora de objetos 3D bautizada como Da Vinci F1.0. Tiene un tamaño de sobremesa muy similar al de las impresoras tradicionales de inyección de tinta, y se vale de un solo cabezal para procesar los archivos con extensión stl. Su único extrusor imprime objetos monocromo a partir de cartuchos de filamentos de ABS disponibles en 12 colores diferentes. Los precios estimados para estos recambios son de 39 euros IVA incluido por unidad.

El importador elegido para esta gama de impresoras 3D en nuestro país es la compañía StudyPLAN, la cual se ocupará de formar a un canal de distribución especializado, dado que el producto requiere de ciertos conocimientos y soporte post-venta para uso y mantenimientos adecuados. Según Fernando Hernández, Product Manager para Europa en XYZprinting, ha destacado que la Da Vinci F1.0 resultará de interés para muy diversos sectores como pueda ser el educativo, las pequeñas empresas, los departamentos de I+D, laboratorios, talleres, dentistas, así como creativos que deseen mejorar la presentación de sus proyectos y trabajos.