Bajo el título de “Las vacaciones de Apple en Europa”, Rothenberg comenta el el reciente anuncio de Jobs refiriéndose a que no habría productos nuevos en París. Para este columnista, este hecho significa uno de los cambios más inusuales con relación al secretismo que siempre ha mantenido Apple respecto a las conferencias inaugurales de Steve Jobs. Para Rothenberg, la intención de Apple es evitar una decepción pública similar a la producida en la pasada feria de Nueva York, tras el gran número de especulaciones sobre nuevos productos surgida.

Del mismo modo, Rothenberg desmiente la teoría que aseguraba que la presentación de nuevos hardware se produciría en la conferencia inaugural de Saybold San Francisco 2001 de la mano de Phil Schiller, vicepresidente de Apple.

Rothenberg también habla en su artículo sobre la decisión de Apple de reaparecer en la MacExpo 2001 de Reino Unido en el mes de noviembre. Esto significa para el periodista un intento por parte de Apple de reactivar su presencia en el mercado británico tras unos años de frialdad.

“Es alentador notar como la compañía está moderando su política de hierro orientada de forma exclusiva en contadas ferias locales así como su tradicional política de secretismo antes de los eventos que convoca”, comenta Rothenberg. Web: www.zdnet.com/intweek