Paul Carratu, presidente de una asociación de examinadores de fraudes observó que los casos más recientes implicaban al iPod directamente. Y añadió: "Las empresas todavía no saben mucho sobre capacidades de los iPod, pero sus usuarios sí”.

El pasado mes de julio el Ministerio de Defensa Inglés prohibió el acceso a sus instalaciones de iPod y otros dispositivos de almacenamiento portátiles de gran capacidad por la misma razón.