Tanto Handspring como Palm se han embarcado en una drástica bajada de precios en los últimos meses con el fin de aligerar su inventario, un exceso de stock que precisará, según han afirmado los analistas para CNET, de al menos tres meses para equilibrarse. De hecho, se está produciendo una auténtica guerra de precios. Sin embargo, los analistas aseguran que en el mercado de los asistentes personales tienen cabida dos o más compañías.

En el pasado trimestre fiscal, Handspring anunció unas pérdida netas de 6,7 millones de dólares con unas ventas de 123,8 millones de dólares. En concreto, Handspring, que alcanzó su pico más alto en bolsa el pasado mes de octubre con un valor por acción de 99,31 dólares, cerró la pasada jornada en 7,94 dólares por acción.

En esta situación, la compañía ya ha anunciado el descenso de sus ventas en casi un 50% y la reducción de su mano de obra y proyectos en un 15%.

Por su parte, Palm espera obtener unos ingresos en su cuarto trimestre fiscal de unos 140 o 160 millones de dólares, menos de la mitad de los 300 millones de dólares ingresados en su anterior balance. Así, la compañía espera que sus operaciones supongan unas pérdidas de entre 170 y 190 millones de dólares. Web: www.handspring.com y www.palm.com