Por lo general los Mac sólo hibernan cuando la batería está prácticamente agotada (lo que significa que almacenan el estado actual del sistema en el disco, desactivándose a continuación). En el resto de las ocasiones se limitan a entrara en reposo, lo que significa que el estado del sistema se almacena en RAM, y que el equipo entra en un modo de bajo consumo. Salir del modo de reposo requiere menos tiempo que salir del modo de hibernación y restaurar el estado.

Teniendo el equipo totalmente desactivado en vez de simplemente en estado de reposo puede mejorar la autonomía de la batería. Dado que las unidades de estado sólido arrancan excepcionalmente rápido, la salida del estado de hibernación es muy rápida (cinco segundos o así, en mi experiencia) en comparación con restaurar desde una unidad estándar.

Son varias las utilidades disponibles, como por ejemplo Smart Sleep de Jinx (gratuita; www.jinx.de/SmartSleep.html). que se instala como panel de preferencias y que es compatible con Snow Leopard. Esta utilidad permite que el Mac entre en hibernación en vez de hacerlo simplemente en estado de reposo. Recuerda que cuando quieras que el Mac salga del estado de hibernación debes de pulsar el botón de encendido, en vez de pulsar sobre cualquiera de las teclas del teclado.