Mitsubishi ha anunciado la ampliación de capacidad en sus tarjetas de memoria ATA y CompactFlash. Este desarrollo supone la salida de una nueva gama de tarjetas de memoria compactas para utilizar en cámaras digitales, que incorporarán la nueva tecnología de la empresa. Con el desarrollo de un chip de 256 MB, Mitsubishi ha aumentado las opciones de tarjetas ATA desde los 7,5 MB hasta los 640 MB, permitiendo también aumentar la capacidad de almacenamiento en la gama CompactFlash, desde 22,5 MB hasta 120 MB.