Esta apropiación de secretos por parte de Intel habría tenido lugar a través de empleados de Motorola, según la demanda iniciada por esta compañía.

IBM mira hacia otro lado. En otro orden de cosas, Motorola e IBM tienen planes diferentes respecto al desarrollo de los procesadores PowerPC, ya que según algunos analistas, todo parece indicar que IBM está enfocando en estos momentos su línea de procesadores PowerPC hacia servidores internos, dejando a Motorola como único suministrador para Apple. Así pues, IBM continuaría con el desarrollo de procesadores de 64 bit PowerPC para sus líneas de servidores y estaciones de trabajo AS/400 y RS/6000. Mientras, Motorola también amplía sus horizontes. Aunque continuará su producción de procesadores a 32 bit para Macintosh, la compañía está tanteando sectores como la equipación de comunicaciones y otras áreas de uso para PowerPC, que pueden resultar igual o más productivas que la fabricación de procesadores, lo cual permitiría reducir significativamente los costes específicos en el desarrollo para Mac.