La cámara EasyShare-One, según el fabricante, es la primera cámara Wi-Fi de su clase, que permite a los usuarios almacenar y compartir hasta 1.500 fotografías digitales con otros usuarios que estén dentro de su rango de alcance Wi-Fi.

Tanto la cámara EasyShare-One como la base de impresión EasyShare Plus utilizan la tarjeta Wi-Fi Kodak, que es la que les aporta tecnología inalámbrica. La base de impresión se comunica con los diferentes ordenadores conectados a la red doméstica, y permite imprimir las imágenes de manera inmediata, tanto las almacenadas en el ordenador como transmitir las imagenes al ordenador, para posteriormente imprimirlas de manera remota. La EasyShare-One dispone de una pantalla LCD táctil de 7,5 centímetros y alta resolución, 256 MB de memoria interna (capacidad hasta para 1.500 imágenes), óptica Schneider-Kreuznach Variogon de tres aumentos (equivalente a 36-108 mm), sensor de 4 MP, el chip de procesamiento de imágenes Kodak Color Science, captura de vídeo a 30 imágenes por segundo (fps) y grabación de sonido.

Web: www.kodak.com/go/EasyShare.