Por el momento la decisión del Comité de Dirección de la empresa es sólo una recomendación a sus accionistas quienes deben aprobar o no su venta definitiva. En un comunicado hecho público por la compañía se expone que “los excesivos gastos de inventario, la disminución de los márgenes y una recesión de la demanda han causado un daño irreparable a 3dfx”. En otro punto del comunicado se afirma que “mientras que la compañía había hecho pública recientemente sus planes para expandir su negocio a otros mercados (como el Mac), ha sido incapaz de invertir en esta expansión bajo las tendencias actuales del negocio y las condiciones tan convulsas en el mercado financiero internacional”, según afirma Alex Leupp CEO y Presidente de 3dfx.

Repercusiones

Hasta que los accionistas se pronuncien sobre la disolución, 3dfx, “reducirá substancialmente su fuerza de trabajo y aplicará medidas de reducción de costes”. En este esfuerzo, el fabricante podría cerrar la fábrica que tiene en Juárez (Méjico) tras declarar hace menos de un mes que estaba tratando aplicar estrategias de subcontratación externa (outsourcing) para las operaciones de fabricación.

Leupp también ha justificado la disolución afirmando que, “esperamos que la tecnología de 3dfx combinada con la de Nvidia continuará el legado que nuestra compañía iniciase en 1994. Nvidia es el número uno como fabricante de tecnología de aceleración gráfica en el mercado OEM. Entendemos que unir esto a nuestra tecnología de alta calidad orientada al mercado de cliente final resultará en un liderazgo indiscutible de mercado”.

Motivos de la disolución

Por otro lado, la situación a la que se ha llegado tiene fácil explicación ya que 3dfx, en su presentación de resultados para el tercer cuarto fiscal presentados hace unos días declaró pérdidas de 55,9 millones de dólares o lo que se traduce en 1,42 dólares por acción que colocan estos resultados como los más negativos de los últimos 21 meses.

El máximo responsable de 3dfx ha reconocido también que “la caída es fruto de la recesión actual en todo el mercado PC, especialmente en Europa Occidental. Además hemos experimentado presiones en los precios por parte del canal de distribución y hemos sido incapaces de asegurar una línea fluida de crédito bancario que ha impactado directamente en nuestra capacidad de fabricación, aún en situaciones donde hemos detectado que seguía existiendo una demanda de nuestros productos”.

NVidia estaría de acuerdo con prestar 15 millones de dólares para aliviar momentáneamente la situación de 3dfx, que deberían ser devueltos a través del descuento en el precio final de compra y con la anulación de las diversas demandas judiciales que tienen actualmente ambos fabricantes. La operación de venta prevé concluirse definitivamente en el primer cuarto fiscal de 2002. Web: www.3dfx.com y www.nvidia.com