Precisamente para estos casos Apple ha añadido tres funciones muy interesantes en el menú Safari.

Navegación Privada. Selecciona la opción Safari > Navegación Privada antes de iniciar tu sesión de navegación,  y desde ese mismo momento Safari dejará de de añadir las páginas visitadas al historial de la aplicación, borrará automáticamente de la ventana de descargar los archivos que se hayan descargado al ordenador, no se guardarán los datos introducidos en los formularios (y que pueden ser utilizados con la función de Autorelleno del programa), y tampoco se guardarán los textos que se hayan introducido en el campo de búsquedas del programa.

Restaurar Safari. ¿Quieres que Safari esté como recién salido de fábrica? Entonces elige la opción Safari > Restaurar Safari y podrás indicar qué elementos deseas restaurar, como por ejemplo vaciar la caché de datos utilizada por el programa, borrar el historial o eliminar las contraseñas y nombres guardados, o las cookies utilizadas por múltiples sitios web.

Vaciar Caché. Utiliza la opción Safari > Vaciar caché para que Safari elimine todos los archivos guardados durante las visitas de páginas web. Esta opción es muy útil para asegurarte de que estás viendo la página totalmente actualizada, sin usar ninguno de los archivos que Safari pudiese tener guardados como resultado de una visita anterior a la misma página o sitio web.