Su aspecto externo es similar al de un proyector convencional, pero su tamaño indica que se trata de un proyector de mano. Ofrece un ratio de contraste de 2.000:1, cuenta con integra ranura para tarjetas de memoria Micro SD para realizar presentaciones sin necesidad de conectarlo a un ordenador (admite tarjetas de hasta 32 GB), es capaz de crear una pantalla de proyección de hasta en 120 pulgadas y su lámpara LED ofrece una duración de hasta 20.000 horas.

En lo que a conectividad se refiere, acepta diferentes fuentes de vídeo (Mini HDMI, Componentes, v. compuesto, VGA y micro USB). Presenta unas dimensiones de 3 x 7 x12 cm y pesa 250 gramos.

Cuenta con una batería que ofrece una autonomía de hasta 1,5 horas y utilizando una batería extra de alta capacidad la cifra se eleva hasta 5 horas de autonomía, o bien 2,5 horas en modo alto brillo.

El nuevo Optoma PK301 ya está a la venta y tiene un precio 400 EUR, IVA incluido.