Buena parte de las características de sincronización de Tiger están orientadas a potenciar la venta de los servicios de Internet .Mac de Apple (cuyo precio es de 99 dólares). Esto tiene sentido, cuantas más cosas puedan hacer los usuarios de .Mac mayores serán las probabilidades de que Apple venda más cuentas .Mac. No obstante las mejoras de sincronización en Tiger van más allá.

La principal noticia es que el motor de sincronización de Tiger está abierto al resto del mundo, a diferencia de lo que sucede con la actual implementación de iSync. Esto significa que los usuarios de las agendas, aplicaciones de calendario y otros programas similares de terceras partes están de suerte, ya que si el desarrollador de uno de estos programas añade soporte para el nuevo motor de sincronización de Tiger, dichos usuarios podrán sincronizar sus datos con cualquier dispositivo o servicio que admita la sincronización de Tiger.

Según Apple, entre los dispositivos y servicios que podrán sincronizarse con Tiger se encuentran los soportados actualmente por iSync: .Mac, los iPod, los teléfonos móviles y los PDA. Sin embargo aún no está claro si Tiger soportará otro tipo de dispositivos de sincronización o si la parte de la ecuación correspondiente al dispositivo estará abierta por extensión a los desarrolladores de otras plataformas. Ambas opciones serían una buena idea. Si yo estuviese al cargo de un departamento de IT me gustaría poder configurar mis Mac para que sincronizasen determinados ajustes con un servidor bajo mi control, y también me gustaría que los dos Mac de mi casa se pudiesen sincronizar con otro Mac utilizando la red local, más rápida que el servidor .Mac.

Lo que resulta incluso más importante es que la sincronización ya no sólo es exclusiva a los favoritos, los datos de la Agenda y los calendarios. Ahora las aplicaciones pueden sincronizar cualquier tipo de datos. Digamos que si, por ejemplo, estás utilizando una utilidad de tipo lanzadera como DragThing (de James Thomson), y este desarrollador adoptase el nuevo motor de sincronización podrías sincronizar los docks o las paletas con .Mac y, posteriormente, sincronizar estos datos con cualquier otro Mac para mantener los mismos ajustes.

Parece que todas las características de sincronización se controlan desde el panel de preferencias .Mac que ahora incluye cuatro lengüetas. La lengüeta Sync permite seleccionar las aplicaciones que se sincronizarán y la frecuencia con la que tendrá lugar dicha operación.

¿Solucionará este motor de sincronización todos los problemas relacionados con la sincronización de datos con los que nos encontramos los usuarios de Mac? Probablemente no, pero gracias a que con Tiger Apple ha abierto su motor de sincronización a los desarrolladores muchos de estos problemas tendrán más opciones de ser solventados que con el actual iSync.