Varios sitios web dedicados a proporcionar recursos MP3 al usuario se enfrentan a problemas legales debido a la presión que ejercen sobre ellos las multinacionales discográficas y los propios artistas. Ambas partes estiman que los derechos de autor y de reproducción musical en MP3 se encuentran en una situación de desamparo, y que el vacío legal en este campo está perjudicando a la industria musical.

MP3.com ha sido condenada culpable en un juicio por infringir los derechos legales en la reproducción y grabación de material musical, sin permiso de las compañías de discos. Según esta sentencia, MP3.com creó una base de datos en la que los usuarios podían descargar temas musicales sin que existiera ningún límite legal sobre los derechos de esas copias.

El caso de Napster ha tenido repercusiones incluso entre los propios artistas de la industria musical. El grupo Metallica ha llegado a dar pruebas de más de 300.000 usuarios de Napster, facilitando su dirección IP, que han utilizado este software buscador para descargar los temas de la banda sin el permiso legal por parte de su compañía discográfica. Napster permite realizar búsquedas de temas en MP3 para que el usuario los descargue de la Red, y ya se ha anunciado una próxima versión para Mac de este software gratuito. El fundador de Napster, un joven de 19 años, se enfrenta a una demanda por violar los derechos legales de la banda, ya que había reconocido que existían esas copias ilegales a las que se accedía a través del buscador Napster, y que no se retirarían a menos que el grupo demostrara quiénes habían sido los infractores.

Los términos legales de Napster reconocen que su software es un buscador de temas MP3, a los cuales Napster no tiene acceso, ya que no están almacenados en ningún servidor, como sucede en los sitios web que suministran recursos MP3. Napster no se responsabiliza del uso ni de la cantidad de temas a los que el usuario accede a través de su software, ya que éstos se intercambian entre los propios usuarios del mismo.

La industria de dispositivos MP3, por su parte, reconoce que existen techos y barreras de crecimiento en este mercado, debido a la división entre los fabricantes sobre los estándares de codificación y decodificación MP3, y por las batallas legales en materia de derechos de autor con las casas discográficas, que provocan indecisión e inseguridad entre los consumidores sobre qué reproductor es más fiable.

Las previsiones de la industria musical digital indican que una vez que se solucionen los problemas legales que rodean al mercado MP3 (y también al de Windows Media Player y RealPlayer), el crecimiento del sector será considerable, pero mientras tanto, sólo puede significar entre un 5 a un 25 por ciento del total del mercado de música digital.

En este entorno, según los fabricantes de dispositivos para MP3, la situación de Napster es significativa, ya que demuestra que el mercado está esperando que existan soluciones como ésta para desbordar las previsiones.