Aunque la versión anterior de QuickTime ya soportaba la creación de flujos de vídeo presentaba algunas limitaciones importantes. Los vídeos se escribían en el disco del usuario a lo largo del proceso de muestra en pantalla y no existía opción ninguna para saltar a partes del vídeo que no estuvieran residentes en el disco duro previamente. La integración con QuickTime 4 ofrece ahora, gracias a los protocolos para la creación de flujos en tiempo real (RTP/RTSP), esta opción.

De hecho, el usuario puede ver el vídeo en la web directamente sin tener que transferirlo a su disco duro pudiendo desplazarse de un sitio a otro a lo largo de la secuencia sin ningún problema durante la transmisión.

Con Adobe Premiere será posible editar un vídeo en cualquier formato como MJPEG o DV y luego exportar esas películas en formato QuickTime con una serie de pistas adicionales de información (películas QuickTime “insinuadas” para la web) que permitan a los servidores web (con capacidades “streaming”) la creación de contenidos dinámicos para su distribución bajo demanda.

Respecto al soporte DV, Premiere ha añadido la posibilidad de controlar directamente cámaras DV, capturar y exportar vídeo DV y reproducir vídeo simultáneamente desde su línea de tiempos a través de una cámara DV. Más información: www.adobe.com/premiere