Con un ordenador, PDA (asistente personal) o teléfono móvil, y una tarjeta inalámbrica, cualquier usuario puede conectarse a esta red urbana a través de la banda de uso común 802.11b (la que utilizan los equipos de Apple con tecnología de conexión inalámbrica Airport), y que no necesita licencias. Ya hay un nodo instalado en el barrio de Chamberí, y según creen los pioneros de este proyecto Madrid Wireless, al que se han apuntado ya un total de 300 personas, en un año estará cubierta toda la ciudad.

Proyectos similares se están poniendo en marcha en ciudades como Barcelona y Zaragoza, y es que lo único que se requiere a la hora de ofrecerse como nodo, es un Punto de Acceso (AP) y una antena. Madrid Wireless, que prohibirá los servicios de pago, está planeando conectarse con otras redes ciudadanas.

Web: www.madridwireless.net