El próximo mes de agosto el contrato firmado entre Microsoft y Apple expirará, quedando ambas compañías legalmente desligadas. Mientras que ambas empresas declinan hacer cualquier tipo de comentario al respecto, analistas aseguran que la cooperación técnica, como es el desarrollo de Office para Mac, continuará.

En este sentido, el próximo 10 de abril, Microsoft estará presente en un campus en California donde asistirá Kevin Browne, director general de la unidad de negocio Macintosh de Microsoft (MacBU). En dicho campus se espera que Browne hable del futuro de la unidad MacBU y de sus productos.

Relaciones necesarias

Para los analistas, el mantener algún tipo de relaciones es vital apara ambas empresas. Así, Roger Kay de IDC asegura que Microsoft Office se ha convertido en una herramienta clave para los usuarios Mac. “Office para Mac es realmente una parte integrada de lo que Apple ofrece. Es crítico para Apple disponer de la suite Office en su plataforma”, comenta Kay.

Según han comentado desde Microsoft, la reunión del próximo día 10 también abordará el papel de la estrategia .Net en la comunidad Mac y su introducción de forma gradual. “Es crítico para Apple obtener la atención de .Net si no quieren salir de las redes corporativas”, comenta Ron Enderle de la consultora Giga Information Group, quien hace hincapié en la preocupación de algunos de los clientes de Giga ante la dificultad y el coste de integrar ordenadores Mac en redes corporativas.

Sin embargo, Apple ha sido vaga a la hora de explicar como integrará la tecnología propuesta por Microsoft. “Básicamente no estamos totalmente seguros de .Net ya que esta estrategia no está muy bien definida”, aseguró un responsable de Apple.

Redes corporativas y Mac OS X

Apple ha promovido su sistema operativo como un amigo de Windows, ofreciendo soporte para aplicaciones Office, Windows Media Player y algunas capacidades de red. Sin embargo, y como señala Ron Enderle de Giga Information Group, los clientes Macintosh aún se encuentran con problemas en redes corporativas que utilizan servidores y software de Microsoft.

“Ahora mismo estamos recibiendo un gran número de peticiones de gente que trata de abandonar Apple”, comenta Enderle. “La gente está increíblemente preocupada porque las máquinas Apple estén aisladas en redes Windows”.

Por su parte, tal y como matiza Enderle, Mac OS X está basado en Unix con un aspecto Apple, aunque de cara a los administradores es totalmente Unix. “Muchos organizaciones tienen servidores con Unix instalados y están preparadas para gestionar sistemas Unix. La cuestión es si estas organizaciones están preparadas para gestionar grandes bloques de clientes Unix”, comenta Al Gillen de IDC. “La gestión de máquinas clientes Unix será un nuevo paradigma, no porque no existan herramientas para la gestión de estos clientes, sino porque no se ha hecho antes”, puntúa Gillen.