“Las ventas han sido buenas, aunque no han sido mayores”, asegura Pascal Cagni, vicepresidente de Apple Europa. “No hemos apreciado un aumento de las ventas más allá del habitual durante las Navidades”, aseguró.

El vicepresidente de Apple Europa también comentó que el nuevo iMac, introducido la semana pasada en San Francisco, debería ayudar a aumentar las ventas europeas, más aún si se tiene en cuenta que durante la pasada semana la nueva máquina cosechó entre el 25 y el 30% de los pedidos. Según Bloomberg, Apple tiene aproximadamente una cuarta parte de su negocio en Europa. Web: www.apple.com y www.bloomberg.com.