Algunas de las soluciones que algunos desarrolladores han desplegado para suplir la falta de una cámara de foto y vídeo en el iPad están desarrolladas en base a dos aplicaciones de forma que, la primera se instala en el iPhone y es la encargada de capturar las imágenes desde la cámara, mientras que la segunda aplicación se introduce en el iPad para ver y manipular las imágenes captadas por el teléfono de Apple.

Ambas aplicaciones, Camera-A y Camera-B, desarrolladas por Yusuke Sekikawa, se combinan como una única aplicación. De este modo, Camera-A se instala en el iPad y se conecta a Camera-B, la aplicación que se está ejecutando en el iPhone, aunque también se puede hacer vía Wi-Fi o utilizando el sistema operativo del iPhone y la conectividad Bluetooth. Según este desarrollador, se trata de un proceso muy fácil de realizar e intuitivo ya que, en esencia, el usuario tan sólo tiene que asegurarse de que ambas aplicaciones se están ejecutando, y se puede acceder al vídeo.

Las aplicaciones Camera A y Camera B están disponibles en la App Store, la primera cuesta 0,79 € y necesita un iPad para su instalación con sistema operativo iPhone 3.2 o superior, mientras que la segunda es gratuita y funciona en el iPhone 3GS bajo el sistema operativo 3.1.3 o superior.

No obstante, cabe destacar que también existe una opción llamada, Camera for iPad, una aplicación universal que puede instalarse tanto en el iPad como en un iPhone 3G o 3GS pero que, a diferencia de las anteriores aplicaciones, sólo soporta conectividad Bluetooth.