El auge de las cámaras réflex de fotografía con posibilidad de grabar vídeo está creando un nuevo mercado de accesorios destinados a mejorar sus prestaciones como videocámaras, especialmente aumentando su ergonomía, pues estás cámaras no están específicamente diseñadas para esta función.

Uno de los apartados a mejorar es la pantalla, y para ello, Sony ha lanzado su nuevo monitor CLM-V55, una pantalla de cinco pulgadas de diagonal, con 800 x 480 píxeles de resolución, que se puede acoplar fácilmente a la mayoría de cámaras digitales con objetivos intercambiables y videocámaras compatibles con HD a través del adaptador suministrado, y muestra el vídeo durante la grabación o reproducción.

El monitor puede girarse hasta 180 grados e inclinarse, y cuenta con una visera desmontable, que lo protege de la incidencia directa del sol para mejorar su visión. El CLM-V55 es compatible tanto con cámaras Sony como con las de otros fabricantes que soporten grabación de vídeo HD. El montaje se realiza sobre la zapata de flash de las cámaras reflex, o la zapata ISO de accesorios de las videocámaras, y se conecta mediante un cable HDMI incluido. Además precisa alimentación independiente, proporcionada por un pack de baterías o un adaptador AC (ambos opcionales).

El monitor cuenta con funciones de ayuda que permiten ampliar la imagen y resaltar los bordes para mejorar el enfoque, y dispone de un altavoz mono y una salida de auriculares para monitorizar el sonido.

El monitor LCD de vídeo CLM-V55 de Sony estará disponible a partir de abril de 2011 con un precio de 400 €.