El reproductor de Sony, que por el momento sólo se venderá en Japón, cuesta alrededor de 472 dólares y es algo más pesado (195 gramos frente a 157) y voluminoso que el iPod. No obstante, según Sony, la batería de su reproductor consigue unas 20 horas de reproducción frente a las 8 horas del reproductor de Apple.

El reproductor puede manejar el formato ATRAC propietario de Sony y mediante el software suministrado pueden convertirse a este formato las canciones en MP3 o WAV. Por desgracia, el software sólo es compatible en la actualidad con las últimas versiones de Windows. Web: www.vaio.net.