El abaratamiento de los discos duros, y la sencillez de los puertos SATA, han hecho que una opción más de almacenamiento externo sean discos duros, tanto de sobremesa, como de portátil. Pero para que esta sea una solución práctica y cómoda es necesario poder conectarlos fácilmente sin necesidad de carcasas USB.

La solución Tacens Portum, que distribuye Sistemas Ibertrónica trata de cubrir ese hueco, y combina en un solo producto una base de conexión para discos duros y un lector de tarjetas de hasta 36 formatos diferentes, convirtiéndose así en un conector de medios de almacenamiento.

Tacens Portum se conecta al ordenador mediante un puerto USB 2.0 y permite hacer el cambio de los discos en caliente, sin necesidad de apagar el equipo. La expulsión se hace con sólo presionar un botón, y dispone de otro para hacer una copia de seguridad automáticamente.