La nueva pantalla flexible a color es de 8,4 pulgadas y soporta resolución SVGA. Según comenta el fabricante, la flexibilidad que ofrece esta pantalla supone una mayor resistencia a posibles golpes. La base del monitor está formada por un fino sustrato de cristal unida a una hoja flexible.

Este monitor se podrá colocar en todas las direcciones, formando una curva con un radio de hasta 20 centímetros, según Toshiba. La compañía espera lanzar la pantalla en 2004. Web: www.toshiba.es.