La batería de litio es capaz de recuperar un 80 por ciento de su capacidad en tan sólo un minuto, lo que supone que multiplica hasta 60 veces la velocidad de recarga de las actuales baterías de litio. En esta primera versión, la batería ofrece una capacidad 600 mAh, tiene unas dimensiones de 3,8 x 62 x 25 mm y pesa sólo 16 gramos.

En la elaboración de está batería Toshiba utilizado sus últimos descubrimientos en el campo de la nanotecnología y su amplia experiencia en la fabricación de celdas para baterías de litio-ion. El tiempo de recarga se reduce añadiendo al electrodo negativo nanopartículas capaces de atraer y almacenar una mayor cantidad de iones de litio en menor tiempo.

Web: www.toshiba.es.