"Todos los sistemas Mac y dispositivos iOS se ven afectados, pero no hay exploits conocidos que incidan en los clientes, al menos hasta el momento", escribe la compañía en el comunicado. Dado que la explotación de muchos de estos problemas requiere que se cargue una aplicación maliciosa en el dispositivo Mac o iOS, Apple anima a los usuarios a descargar el software de actualización de fuentes fiables, como es el caso de la App Store".

Cabe destacar que Apple ha sido una de las últimas en hablar dentro de las consideradas grandes, a pesar de que se suponía que sus dispositivos estaban afectados al integrar los núcleos de procesador de Intel y ARM en sus dispositivos. Apple dice que ya ha mitigado algunas de las posibles consecuencias negativas de Meltdown, como es la vulnerabilidad específica de Intel, con parches para iOS (11.2), macOS (10.13.2) y tvOS (11.2).

La compañía dice que planea emitir parches para Safari en macOS e iOS para incrementar la seguridad en las sesiones de navegación y poder hacer frente a la otra gran vulnerabilidad conocida como Spectre, la cual afecta a los dispositivos que usan chips de Intel, AMD y ARM. Por último, los dispositivos Apple Watch no se ven afectados por Meltdown, confirma finalmente la compañía en base a los rumores surgidos al respecto.