Si bien Android se lleva la palma en cuanto a volumen de malware, cada vez surgen más amenazas para dispositivos iOS, como la recientemente descubierta por investigadores de Palo Alto. Bautizada como TinyV, la amenaza ha sido diseñada para infectar dispositivos iOS que tengan realizado el Jailbreak. Se cree que el origen de la infección es China, ya que durante este mes han sido varias las infecciones por este malware reportadas por usuarios chinos.

Los expertos de Palo Alto descubrieron que el troyano había sido incluido en varias aplicaciones de iOS modificadas para funcionar en dispositivos con el Jailbreak realizado, como “Watermelon Player”, “Youku” o “iQiYi”, que podían descargarse desde varios canales. Una vez que el usuario ha descargado la aplicación maliciosa, esta empieza a comunicarse con servidores de control de los delincuentes para recibir comandos remotamente y a descargar más ficheros maliciosos, permitiendo que los delincuentes tomaran prácticamente el control de los dispositivos infectados e instalar nuevos códigos maliciosos que les permitirían robar información confidencial almacenada en el dispositivo.