Para la ocasión, el modelo incluye detalles como una cubierta trasera para proteger la parte de atrás del tablet (se puede retirar para que se vea el logo de Apple), o los botones táctiles de un solo toque para el encendido y activar el Bluetooth.

El teclado proporciona al iPad el aspecto de un portátil tradicional. El tablet se puede extraer rápidamente, pero si queremos utilizarlo como tablet sin retirar el teclado, éste se puede girar completamente, al modo de los portátiles convertibles. Una buena opción para quien necesita un teclado físico en el tablet.

Precio: 115 euros. Más información en la página web de Cruxcase.