Tal y como apuntan varios compradores del iPad en la Web de Apple, la conexión Wi-Fi del dispositivo presenta algunos problemas. La compañía se ha apresurado a comunicar que “bajo ciertas condiciones, el iPad podría no volver a conectar con conexiones Wi-Fi ya conocidas”.

Asimismo, también está habiendo protestas sobre otros fallos localizados en el iPad, como que el dispositivo ofrece una velocidad de transferencia lenta cuando se conecta a Internet. Este problema no se explica al comparar el iPad con otros dispositivos similares de Apple, como el iPhone, que nunca han experimentado este tipo de problemas y llevan funcionando con redes Wi-Fi durante varios años.

Desde Apple apuntan que el problema puede estar localizado en los usuarios que utilicen routers duales, para lo que recomiendan poner nombres distintos a las dos bandas del módem como medida provisional.

Por el contrario, otras fuentes barajan dos opciones para explicar el problema. La primera opción plantea un fallo de software, fácil de solucionar mediante una actualización, mientras que la segunda se decanta por un problema de hardware, como que la antena del iPad esté mal colocada de fábrica, lo que supondría un serio inconveniente a la hora de solucionarlo.

No obstante, la mayor parte de usuarios y medios especializados que tiene a su disposición un iPad asegura que su funcionamiento es normal, así como su conexión a redes Wi-Fi.