Desde que el iPad saliese a la venta en Estados Unidos hace unas semanas, sus ventas se han disparado, impulsadas en parte por su empleo como lector de libros electrónicos. Con todo, a pesar de la enorme expectación y el éxito en ventas que supondrá el iPad en nuestro país, cuando se ponga a la venta a finales de este mes, muchos consumidores españoles han decidido no esperar lanzándose a adquirir e-readers. Así lo pone de manifiesto un estudio elaborado por el portal Pixmania.com, en base a los datos de ventas de los primeros meses de 2010, lo cuales indican que en febrero las ventas de e-readers crecieron un 44 por ciento con respecto a enero, cifra que en marzo se elevó un 86 por ciento y un 37 por ciento en la primera quincena de abril.

A este respecto, David Alves, responsable de desarrollo de negocio de Pixmania.com para el Sur de Europa, ha comentado que "estamos gratamente sorprendidos por la evolución del mercado de los e-books en España, ya que inicialmente se estimaba que hubiera un descenso en ventas hasta la llegada del iPad a nuestro portal”.

El directivo achaca esta evolución del mercado a la gran transformación que está sufriendo toda la industria editorial, lo que está impactando severamente en el consumo. Ésta, además, contará con cambios radicales, donde las nuevas publicaciones electrónicas serán dinámicas y móviles, asegura. "Por ello, la consolidación del mercado en España está teniendo lugar este año, apoyado por las compañías editoriales y el interés de los consumidores", añade Alves. “Esperamos que la sorprendente cifra de ventas crezca todavía más gracias al gran protagonismo que tendrán los e-readers y el iPad, y que se cree de esta manera un nuevo tipo de lector tecnológico”.