De confirmarse estos rumores, Apple sólo podría tener un suministro limitado de iPad Mini con pantalla Retina este año, con lo que no podría aprovechar la campaña de Navidad. Según los analistas consultados por Reuters, Apple podría perder una gran oportunidad y más en un momento en que sus principales rivales se están acercando a su cuota de mercado. 

Los motivos del retraso se deben a que los fabricantes de pantallas Retina “han impuesto requisitos estrictos” en lo que respecta al ahorro de batería, además de que Apple habría decidido reducir los costes en la producción de la siguiente versión del iPad Mini. Reuters afirma que Apple podría lanzar un iPad Mini con una capacidad más reducida, de unos 8 GB. Esta decisión haría que Apple pudiera reducir el precio final del iPad Mini con las miras puestas en los países emergentes como China.

Según palabras de Arthur Liao, analista de Fubon Securities, en la actualidad “el iPad Mini es más caro que cualquier otro tablet de 7 u 8 pulgadas. Si Apple puediera rebajar su precio, aunque fuera en 50 dólares, conseguiría ganar cuota de mercado”.

La presentación del  iPad Mini con pantalla Retina está en las quinielas de la mayoría de los analistas para el evento que previsiblemente va a llevar a cabo Apple el próximo 15 de octubre.