Que el iPad es un equipo más que goloso, es algo que a día de hoy no duda nada y que está llamado a ser un revulsivo en el mercado de los libros electrónicos es, según las principales consultoras, un hecho. Quizá sean estos los motivos que ha llevado al Parlamento Europeo a adquirir 736 iPad, uno para cada eurodiputado. En total los ciudadanos de la Unión Europea desembolsaremos cinco millones de euros, dentro de una iniciativa de movilidad global, en la que la compra más llamativa es la de los citados iPads.

La decisión de llevar a cabo esta operación, que se enmarca dentro del proyecto de movilidad de la oficina administrativa del organismo europeo, ha sido promovida por Klaus Welle, eurodiputada alemana que, al parecer, es una fan de los productos de Apple, como el iPhone, y ha sido justificada como una necesidad para "estar mucho más conectados", destaca el diario Times.

De esta forma, el próximo 28 de mayo, fecha en la que el iPad llega al Viejo Continente, los eurodiputados podrán deshacerse de sus actuales portátiles (desarrollados por HP), los cuales han sido calificados por algunos eurodiputados como de “mamotretos”, según destaca la publicación británica.

Cabe señalar que no todos los eurodiputados están a favor de esta adquisición. La oposición la representa la europarlamentaria británica Marta Andreasen calificó de "compra innecesaria" y más en época de "crisis y dificultades". Además, aseguró que los iPad darán problemas a los diputados más mayores, que, en muchos casos no saben ni utilizar Internet de manera correcta”.