El iPad está disponible desde hace un mes en los Estados Unidos, pero la versión con capacidad de conexión 3G acaba de ser lanzada el viernes pasado. Apple ha informado que hasta el momento la cifra de ventas asciende a más de un millón, menos de la mitad del tiempo que tardó el iPhone original en alcanzar este mismo hito. Si eres de los que todavía no tienes el tuyo, y mientras llega la fecha de disponibilidad en nuestro país, aquí ofrecemos una serie de recomendaciones para acertar en la elección, en función de las necesidades de cada uno.

El coste de la versión 3G viene a ser de 130 dólares más que su homóloga, la versión con conectividad Wi-Fi, a lo que hay que añadirle el coste que supone tener activada cualquier tarifa de datos con el operador.

En el mercado americano, Apple negoció un acuerdo muy atractivo con AT&T para ofrecer ofertas en los planes de precios, sin embargo, sigue suponiendo un coste aproximado de 15 dólares al mes por la descarga de 250 MB de datos, o 30 dólares al mes por uso ilimitado, algo que puede resultar razonable. Pero, la mejor parte es que no hay obligación contractual - así que usted puede acogerse a cualquiera de los planes de conectividad 3G, si la necesita en una emergencia o no, sin ningún tipo de honorarios adicionales o penalizaciones por no utilizarla.

Si sólo lo va a utilizar en su casa o en su lugar de trabajo, las probabilidades de tener una red WiFi son muy altas, y además, con conexión gratuita, por lo que no merece la pena invertir inicialmente en el modelo más caro, para luego no utilizarlo.

Sin embargo, los profesionales no siempre pueden estar cerca de una red WiFi, o van a lugares donde no les resulta posible conectar el dispositivo, con lo que el modelo 3G puede ser un salvavidas. Llegados a este punto, los profesionales podrán tener servicios como correo electrónico, o el acceso en línea de almacenamiento de datos, para recuperar un importante documento o presentación.

Hay alternativas disponibles para el modelo más barato del iPad que sólo cuenta con conexión Wi-Fi. Si le sucede que tiene un iPhone con jailbreak, puede usar la aplicación MyWi para permitir que el iPad se conecte con el iPhone vía WiFi y aproveche su conexión 3G.

Además también se puede lograr el mismo objetivo con un dispositivo 3G habilitado para Windows 7. Una característica de la última versión del sistema operativo de Microsoft es que permite compartir su red wi-fi y convertirse en un punto de acceso móvil. Como opción adicional, es posible invertir en un dispositivo de Novatel MiFi con planes de conexión disponibles actualmente con Movistar en nuestro país.

Estas tres opciones tienen una clara ventaja sobre el iPad 3G - cada uno de ellos permiten que varios dispositivos compartan una conexión a Internet Wi-Fi”. Sin embargo, todos tienen desventajas. El MiFi puede costar hasta el doble que el precio adicional para el iPad 3G, y las tres opciones se requerirían algún tipo de plan de datos 3G, con lo que conviene barajar los anchos de banda que manejamos mensualmente, para optar por una u otra elección.