La empresa iFixit no solo ha desmontado el iPhone 8, sino que también ha probado de encajar algunos de sus componentes en el iPhone SE y se ha dado cuenta de que caben perfectamente. 

Entre otros elementos, la cámara, la pantalla con su micrófono y sus sensores de profundidad, la ranura para tarjetas SIM y el motor táptico habrían sido extraídas directamente del iPhone 8.

No obstante, la batería del iPhone SE utiliza un nuevo tipo de conector, lo que significa que la batería del iPhone 8 sería identificada como “batería no original de Apple” si fuera colocada en el modelo SE. 

Y, como siempre, el botón Touch ID no puede utilizarse en otro móvil por cuestiones de seguridad.

Artículo original publicado en MacWorld Suecia.