Se trata, como demuestran estos porcentajes, de una carrera muy reñida entre los tres tipos de dispositivos. No obstante, si se analizan las ventas correspondientes a los seis últimos meses, el posicionamiento de cada suministrador en el ranking de Nielsen aparece más claro.

Así, durante el período comprendido entre junio y diciembre de 2010, Android disfrutó de un 40,8% de las ventas de smartphones y ha evolucionado con un incremento estable, mientras que el iPhone de Apple y los BlackBerrys de RIM representaron respectivamente un 26,9% y un 19,2% del total de dispositivos comercializados.