Ha sido la propia compañía la encargada de hacer pública la cifra, indicando que más de la mitad de los dispositivos móviles de Apple que poseen los usuarios en todo el mundo, han actualizado sus equipos a la última versión del sistema operativo iOS 8.

El gráfico ofrecido por Apple también muestra como los dispositivos con iOS 7 es del 40 por ciento, frente al anecdótico valor del 5 por ciento de dispositivos que corren con una versión anterior de iOS.

Desde entonces, ya hemos conocido tres actualizaciones de la misma en un tiempo récord, debido a los problemas iniciales surgidos con la actualización de iOS 8.0.1. Recordemos que los equipos que se actualizaban presentaban problemas de conectividad inalámbrica, así como fallos en el sistema de identificación Touch ID. Una versión posterior permitió corregir estos problemas.

Por último, la versión actual de iOS 8.1 llegó con la puesta en marcha del servicio Apple Pay, el cual se ha hecho realidad como medio de pago mediante móvil en Estados Unidos. Entre las cifras facilitadas por Apple no se contempla qué porcentaje pertenece a las tabletas iPad, y cual al de teléfonos iPhone y sus correspondientes modelos.