De acuerdo a un nuevo informe de Economic Daily News al que ha tenido acceso Macrumors, Apple estaría pensando en invertir en una nueva versión de Touch ID en la que esta tecnología estaría incrustada debajo de la pantalla.

Este escáner de huellas dactilares estaría fabricado por la empresa de Taiwán GIS u usaría sensores ultrasónicos de Qualcomm. Son los mismos sensores que ya encontramos en el Samsung Galaxy S10 y el Samsung Galaxy Note 10.

No hay ningún indicio de que este escáner dactilar sustituirá el sistema de reconocimiento facial actual, sino que sería más bien un complemento. De esta forma, los usuarios podrán elegir si desbloquear la pantalla con el Touch ID o con el Face ID.

Dicho esto, hay que decir que un rumor parecido circuló acerca del lanzamiento del iPhone 11 y que, de no aparecer en el iPhone 12, es probable que se vuelva a rumorear la posible presencia de un escáner dactilar en el iPhone 13.

Artículo original publicado en MacWorld Suecia.