Desbloquear el iPhone podría representar una excelente noticia para los usuarios que están actualmente atados por los contratos con otros operadores de EE.UU. o bien para los usuarios que residen fuera de los EE.UU. y que quieran comenzar a utilizar el dispositivo. Aunque las primeras señales ya indican que es posible desbloquear el iPhone, los hacker deben superar varios retos en primer lugar. Uno de dichos retos consiste en sobrepasar el proceso de autenticación en iTunes y que permite que los usuarios puedan registrar un plan de servicio de AT&T así como activar las características del propio teléfono, incluyendo su funcionamiento como reproductor musical y cámara fotográfica.

Tal y como publica gj en el iPhone Dev Wiki, uno de los múltiples sitios en los que se registran los esfuerzos por desbloquear el teléfono, “hemos conseguido engañar los procesos de activación de iTunes. Esto debería permitirnos activar el teléfono. De hecho también debería permitir superar la comprobación del SIM, aunque todavía no lo hemos verificado”.

Estos avances permiten que los hacker puedan definir y leer los datos del iPhone, incluyendo la capacidad para averiguar cuándo se ha activado un teléfono.

Una vez se haya resuelto el problema de la activación, los hacker se encontrarán con otras tareas. Por ejemplo, ¿tiene iTunes la capacidad de reconocer si un teléfono no se ha activado para usar la red de AT&T? Si es así, ¿cómo reaccionará iTunes?

Una vez se encuentre la respuesta para dichas preguntas, los hacker podrán centrarse en desbloquear el teléfono propiamente dicho. Dicha tarea será más fácil gracias a que el SIM del iPhone es extraíble; la pequeña tarjeta que contiene el número telefónico del usuario así como la capacidad de almacenamiento para los contactos y los mensajes. El uso de una tarjeta SIM significa que el teléfono está bloqueado mediante firmware, software que puede ser crackeado.