Por tanto, la noticia de que se ha portado Linux al iPhone y al iPod touch no debería de resultar una sorpresa para nadie. OpeniBoot, encargada de llevar el kernel de Linux 2.6 a la plataforma iPhone, ha sido desarrollado por el iPhone DevTeam; se trata de los mismos componentes que han estado trabajando durante bastante tiempo en crackear el firmware del iPhone cada vez que sale una nueva versión.

openiboot, linux para iphone e ipod touch

Las posibilidades de OpeniBoot son aun muy limitadas. Por el momento no hay soporte para escribir en la memoria flash, usar la pantalla táctil, la conexión inalámbrica a redes, el teléfono, el sonido o el acelerómetro. De modo que si creías que podrías acabar utilizando un iPhone basado en Linux totalmente operativo, o bien parcialmente operativo, lo cierto es que por el momento no será así.

Sin embargo, algunos comentarios giran en torno al hecho de que este avance pueda allanar el camino para instalar el Android OS de Google en el iPhone; aunque lo cierto es que para alguien que haya estado utilizando el G1 durante algunos días, esto sería como hacer que un Porsche funcionase como un Hyundai. Sin embargo, siempre hay alguien que simplemente quiere demostrar que es posible hacerlo.