Tras meses de filtraciones y rumores, Microsoft anunció ayer los primeros smartphones con sistema operativo Windows 10 Mobile. Son el Lumia 950 (con nombre en código Talkman) y el Lumia 950 XL (antes Cityman).

Como el nombre sugiere, el modelo 950 XL es el de mayor tamaño de los dos, con una pantalla AMOLED de 5,7 pulgadas que ofrece una resolución de 2560x 1400, procesador Snapdragon 810 de Qualcomm y batería de 3.340mAh. El modelo 950 ofrece la misma resolución con su pantalla de 5,2 pulgadas, y utiliza un procesador de seis núcleos, el Snapdragon 808, también de QualComm. Su batería es de 3.000mAh.

Los dos teléfonos incluyen 32GB de almacenamiento con expansión microSD, cámara trasera PureView de 20 megapíxeles y frontal de 5, y soportan tanto carga inalámbrica como NFC.

Con la función Continuum, que facilita Windows 10 y que es posible con un nuevo accesorio llamado Microsoft Display Dock, se puede conectar el teléfono a un monitor y transformarlo en una pantalla de entretenimiento, o añadir un teclado y ratón para trabajar como si de un PC se tratara, con las aplicaciones Windows 10 como Microsoft Office, además de recibir simultáneamente llamadas o realizar otras tareas.

Según Microsoft, los nuevos terminales “estarán disponibles en algunos mercados en noviembre. Los distribuidores locales y operadores ofrecerán precio y disponibilidad”.