Este 2020, esperábamos el lanzamiento de dos nuevos iPhones: el iPhone 9 en un evento de este mes de marzo y el iPhone 12 el próximo septiembre. El de primavera quedó anulado y ahora parece que no tendremos ni uno ni otro.

Lo más probable es que el evento de lanzamiento del iPhone 9 haya sido anulado a causa del impacto del brote del COVID-19, aunque puede que Apple decida lanzarlo igualmente por sorpresa como ya ha hecho este año con los nuevos iPad Pro y MacBook Air.

Según informaciones del portal Nikkei Asian Review, que ha accedido a fuentes cercanas, Apple estaría discutiendo internamente si posponer o no por varios meses el lanzamiento del iPhone 12, sin duda el evento más importante del año de la compañía.

Hay dos razones que explicarían este posible retraso. La primera es a nivel práctico: el plan de producción del iPhone 12 ha sufrido las consecuencias del brote de coronavirus desde el primer día, ya que gran parte de la producción de Apple se encuentra en Asia.

Además, cuando el COVID-19 se propagó por Europa y Estados Unidos, la compañía tuvo que tomar medidas de seguridad, como mandar a casa a sus trabajadores o, en al menos un caso, cerrar sus oficinas para una limpieza en profundidad.

La segunda razón es sentido común. Cuando esta crisis sanitaria global termine, es más que probable que la mayoría de nosotros salgamos de ella con una menor capacidad financiera y, por lo tanto, menos interesados en gastarnos tanto dinero en un móvil.

“A Apple le preocupa que la situación actual redujera significativamente las ganas del consumidor por actualizar sus móviles, lo que podría llevar a una recepción poco entusiasta del primer iPhone 5G”, asegura la fuente de Nikkei.

Esto último ayuda especialmente a entender este debate. Los últimos iPhones han tenido un lanzamiento con poco bombo: el iPhone X (2017) ofrecía un nuevo diseño interesante, pero el iPhone XS (2018) y el iPhone 11 Pro (2019) son prácticamente lo mismo.

En este sentido, el iPhone 12 de 2020 tenía que llegar y revolucionar el mercado, especialmente por esa inclusión de la compatibilidad 5G que mencionábamos (aunque ciertamente esta tecnología ya ha llegado antes a otros móviles Android).

Apple, como suele ser el caso, llega tarde a la revolución 5G. Esto no necesariamente tiene que ser un problema porque los de Cupertino prefieren llegar tarde pero hacerlo mejor que nadie. Pero para ello, necesitan que el primer iPhone 5G sea un éxito.

Algunas fuentes aseguran que Apple todavía no ha decidido si posponer o no el lanzamiento del iPhone 12 o, de ser así, hasta cuándo. La compañía tendría programado tomar una decisión, como muy tarde, el próximo mayo.

Esto les permitiría tener una idea más clara de cuáles serán los efectos a largo plazo del nuevo coronavirus y la crisis sanitaria que ha provocado. Un retraso en su lanzamiento hasta 2021 sería el peor de los casos, pero posible.

En su época de apogeo, Apple dependía enormemente del iPhone. Cuando sus ventas empezaron a fallar, muchos pensaban que se acercaba el fin del periodo de dominio de la industria de la compañía de la manzana.

De hecho, Apple ha estado trabajando en un nuevo modelo de negocio centrado en los servicios por suscripción (Apple TV+, Apple News+, Apple Arcade) y otras apps para iPhone, y así no depender únicamente de las ventas de su producto estrella. 

Pero no te confundas, pasar un año sin un nuevo iPhone tendría un gran impacto.