Se llama Will Graylin y parece emocionado con la operación, al afirmar que pretenden ser una “inspiración en la transición desde la billetera física a la digital”, en la forma en que compramos y pagamos los bienes y servicios.

Por su lado, Samsung hizo un comunicado más sereno que destaca "el potencial para trabajar con el 90 por ciento de los terminales punto de venta actuales, lo que no obligará a invertir en una nueva infraestructura”.

Se rumorea que la tecnología de pagos contactless de LoopPay, denominada Magnetic Secure Transmission (MST) se incorporará directamente en el próximo Galaxy 6.

Los términos del acuerdo no han trascendido.