No obstante, fruto de las primeras conclusiones que están reportando los usuarios que la han llevado a cabo, conviene pensarse dos veces su descarga e instalación si perteneces al grupo de usuarios que cuenta con un modelo de iPhone 6 en tu poder.

Las pruebas iniciales publicadas por Melv1n confirman que el rendimiento de los iPhone 6 llega a descender en líneas generales un 40% frente al rendimiento conseguido con la versión anterior de iOS. Si con un único núcleo, el sistema ofrece una cifra de rendimiento cercana a los 1561, con la versión de iOS actualizada desciende a 924, lo que supone un 41% menos de rendimiento. Con las pruebas multi-core los valores no mejoran dado que el valor inicial de 2665 realizado con iOS 11.1.2 desciende a los 1616 con iOS 11.2.2, lo que indica que empeora un 39% en velocidad. Todos los números apuntan en la misma dirección, asestando un serio golpe al rendimiento en todos los niveles. Los expertos afirman que la actualización de seguridad debe realizarse en cada uno de los sistemas afectados dado que apunta a ser un mal necesario. De hecho, la comunidad formada por expertos en seguridad nos recuerdan que la seguridad no puede verse comprometida por el rendimiento.

No son noticias muy halagüeñas para los usuarios de estos modelos de iPhone puesto que en las últimas semanas también se han visto implicados por el problema de sus baterías mediante el cual, Apple confirmaba que para evitar un apagado espontáneo de los dispositivos, procedía a bajar el rendimiento en los modelos que las baterías están afectadas por haber superado cierto ciclo de cargas de su batería. El fabricante ha confirmado un programa de sustitución de las mismas por un precio inferior a los 29 euros con el fin de disminuir el impacto entre los usuarios de sus dispositivos.