Apple recomienda que todos aquellos usuarios que utilicen Snow Leopard en su Mac instalen la actualización, dado que las correcciones que incluye ayudan al sistema operativo a ofrecer una mayor estabilidad, compatibilidad y seguridad frente a amenazas externas.

Las mejoras más destacables de esta nueva actualización son:

- Mejora la compatibilidad y confiabilidad de QuickTime X.

- Corrige problemas de compatibilidad con aplicaciones basadas en OpenGL.

- Corrige un problema que causaba que los colores de mensajes que se encontraban en segundo plano se ofrecieran incorrectamente en la aplicación Mail.

- Resuelve un problema que impedía que archivos que incluían los caracteres # o & en sus nombres, se abrieran en las aplicaciones Roseta.

- Resuelve un problema que impedía copiar archivos en servidores Windows.

- Mejora el funcionamiento de Logic Pro 9 y Main Stage 2 cuando se ejecutan en modo de 64-bits.

- Mejora el funcionamiento de Bonjour wake on demand.

- Corrige un problema con los colores en iMovie cuando se reproduce contenido en alta definición.

- Mejora el funcionamiento de las impresoras.

- Corrige los problemas en iCal, cuando el Mac se encuentra conectado a un servidor Exchange.

- Mejora la confiabilidad de diverso hardware USB de terceros

- Corrige los problemas con píxeles negros, obscuros o estancados cuando se reproduce vídeo en el iMac (finales del 2009).

La actualización tiene aproximadamente un tamaño 786 MB y ya puede ser descargada mediante la opción de Actualización de Software del Mac OS X o desde la página web de soporte de Apple.