Hay muchos indicios que apuntan a que Apple tendría pensado celebrar su próximo evento en noviembre, esta vez centrándose en nuevos Macs. Y ahora tenemos una pista sorprendente del tipo de Mac en el que la compañía estaría trabajando.

En lo que pensamos que ha sido o bien una errata o una filtración accidental (y esta última parece más probable), Apple ha sacado una actualización del Boot Camp en la que se hace referencia a un modelo de MacBook Pro que todavía no se ha estrenado ni ha sido anunciado oficialmente.

Según informa MacRumors, los documentos de la versión 6.1.13 de Boot Camp aseguran que la actualización “soluciona problemas de estabilidad que podían producirse al sobrecargar la CPU en el MacBook Pro de 16” (2019 y 2020) y el MacBook Pro de 13” (2020)”. El único problema es que Apple no ha sacado ningún Pro de 16” en 2020, o al menos no todavía.

Puesto que el nuevo modelo de MacBook Pro obviamente sí que es ofrece soporte para Boot Camp, parece claro que vendrá con un procesador Intel. Tiene sentido que el primer Mac con los procesadores ARM propios de Apple sea un modelo más pequeño de 12”, 13” o 14”.

Puedes leer más información sobre el próximo portátil de Apple en nuestro artículo dedicado al MacBook Pro de 16” de 2020. Si no quieres esperar, también puedes echar un vistazo a nuestra selección de mejores ofertas en MacBook.

Artículo original publicado en MacWorld Suecia