Según este juez, “Apple tiene probabilidades de éxito en la demanda interpuesta a Future Power por su producto E-Power ya que provoca realmente confusión a la hora de comprar”. Este juez matizó además en su informe la fuerte inversión de 100 millones de dólares que Apple ha llevado a cabo en campañas de publicidad para promocionar el iMac. En la actualidad, Apple tiene abiertos varios frentes para proteger sus derechos. En agosto demandó a Sotec, un fabricante japonés que presentó un producto similar al iMac llamado eOne. En el informe preliminar posterior a la demanda interpuesta en los juzgados de Tokio, Apple logró paralizar la distribución de este producto. También está en demandas con eMachines Inc. y su sospechoso parecido de producto "todo en uno" con el iMac.