Según anunció Tim Cook a sus empleados en una reunión interna de la compañía que ha tenido lugar tras el anuncio de resultados, a partir del mes de junio de este año podrán adquirir un Mac con un descuento de 500 dólares (excepto el Mac mini) o un iPad con un descuento de 250 dólares. Para beneficiarse de la oferta, los empleados, bien sean de las tiendas o de la organización, deberán tener una antigüedad mínima de 90 días.

Esté descuento se podrá obtener sólo una vez cada tres años, lo que curiosamente supone un paso atrás con respecto a las condiciones anteriores de Apple que permitía hacer compras con descuento una vez al año. Por otro lado, es evidente que si la configuración que se adquiere supera los 2.000 dólares (como un iMac de gama alta o un MacBook Pro) tampoco hay una mejora en las condiciones.